MITOS ALIMENTARIOS _ COMER FRUTA DESPUES DE COMER ENGORDA: FALSO

   El orden en que se ingieren los alimentos no influye en el total de calorías diarias. Si nos comemos una manzana antes de comer engordaremos lo mismo que si nos la comemos después porque las calorías de ésta no se modifican, se mantienen constantes. Lo que importa no es el orden en que se toman los alimentos sino las calorías totales ingeridas a lo largo del día. Si yo ingiero más calorías de las que gasto a lo largo del día, engordaré. Si consumo lo mismo que gasto, me mantendré en mi peso. Y si consumo menos de lo que gasto, adelgazaré. La premisa es así de simple. Y no lo cambia el hecho de que coma fruta antes o después.


 El organismo no entiende de alimentos, lo único que ve son nutrientes (hidratos de carbono, proteínas, lípidos, vitaminas y minerales). Cuando ingerimos alimentos, todos ellos van al estómago de la misma manera, se mezclan entre ellos y con los jugos gástricos, con el objetivo de desfragmentarse en los nutrientes que los componen. Al sistema digestivo le da igual el orden, le da lo mismo si la fruta se la damos antes o después de una comida, pues todo va a ser mezclado y gestionado del mismo modo.

Frutas – Valor energético (kcalorias por cada 100 mg)
Aguacate
136
Manzana
58
Albaricoque
63
Melocotón
63
Arándanos
55
Melón
42
Cerezas
60
Membrillo
38
Chirimoya
82
Moras
37
Ciruela
50
Naranja
42
Frambuesa
40
Nectarina
63
Fresas
45
Nísperos
65
Granada
65
Papaya
55
Grosella
40
Pera
62
Higos
80
Piña
62
Kiwi
50
Plátano
100
Limón
30
Pomelo
35
Mandarina
40
Sandía
30
Mango
70
Uvas
75
Existen además dos discursos que suelen acompañar a este mito para intentar darle más fuerza:
-El 1ºde ellos es afirmar que si se toma fruta antes de la comida se aprovecharan mejor sus vitaminas y minerales. El cuerpo absorbe de la misma manera los nutrientes tanto si se toman juntos como separados, no se hacen la competencia. Existen mecanismos de asimilación específicos para cada uno de ellos.
-El 2º de los argumentos es el de creer que la fruta si se toma en último lugar de la comida permanece en las partes superiores del estómago y allí fermenta haciendo las digestiones más pesadas y generando hinchazón de estómago. Esta afirmación resulta extraña y no se ha encontrado bibliografía que lo corrobore. El estómago no está dividido en pisos donde los alimentos se van quedando según su orden de llegada. El estómago actúa como un gran compartimento donde se mezclan todos los alimentos y sobre los que actúan los jugos gástricos, no se fragmenta para digerir unos y fermentar otros porque se hayan quedado apresados en la parte superior. Una persona sana sin problemas intestinales, no tiene por qué evitar tomar fruta de postre, es más, muchos tienen la sensación de que si no toman fruta de postre no han terminado de comer y no tienen por qué renunciar a ello. Es totalmente cultural.


                El por qué se recomienda ingerir fruta antes de o entre las comidas en los regímenes de adelgazamiento no es por el hecho de que engorde menos sino porque es un “truquillo” para saciarte un poquito antes de comer y así no ingerir posteriormente tanta cantidad de comida. Es el mismo truco que recomendar tomar una ensalada de primer plato. Las frutas y las verduras son ricas en agua y en fibra, lo que nos permite saciarnos con alimentos de una elevada calidad nutricional (nos aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales), y de bajo contenido calórico.
                Lo recomendable, se ingiera antes, después o entrehoras, es consumir al menos 3 raciones de fruta al día. Si tenemos en cuenta que una ración de frutas (140-150 g en crudo y limpia) equivale a:
1 pieza de fruta mediana (pera, manzana, naranja, plátano, membrillo, pomelo, etc.)
1 rodaja mediana de melón, sandia o piña
2 o 3 piezas medianas de albaricoques, ciruelas, dátiles, mandarinas, higos, etc.
4-5 nísperos
8 fresas medianas
1 plato de postre (10-12) de cerezas, uvas, moras, grosellas, etc.
1 vaso de zumo exprimido (con la pulpa)
En nuestra cultura es fácil cumplir esto ya que tradicionalmente comidas y cenas acaban con 1 fruta. El momento de introducir la 3ª fruta es un problema menor. El desayuno puede ser una buena ocasión (acabarlo con 1 zumo de fruta recién exprimido), la media mañana otra, (la manzana es una solución limpia), y como no, la media tarde. Se trata de escoger el horario que mejor se adapte a cada uno y ser constante. La toma de decisiones saludables debe tener visos de continuidad en el tiempo para que sean efectivos.

  
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CONSUMIR FRUTAS?
1.-SON ALIMENTOS LIGEROS. La cantidad de grasa que presentan la mayoría de frutas es inapreciable, a excepción del aguacate y el coco (con grasa mayoritariamente saturada).

2.-HIDRATAN. Su alto contenido de agua nos ayuda a mantenernos bien hidratados.

3.-PROVEEN DE VITAMINA C. Se recomienda que al menos una de las frutas del día sea de las de alto contenido en vitamina C (cítricos, kiwi, melón, fresas, frutas tropicales…). El cocinado destruye esta vitamina, así que las compotas, mermeladas y otras presentaciones que han sido sometidas a procesos térmicos no contienen apenas vitamina C.
4.-NOS PROTEGEN. El consumo de frutas está vinculado al menor riesgo de enfermedades crónicas (cardiovasculares, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer), debido a la gran cantidad de antioxidantes que contienen.

 5.-APORTAN FIBRA. La fibra ayuda a regular el tránsito intestinal, corregir el estreñimiento y actúa de forma directa o indirecta ante la hipercolesterolemia, la diabetes o la obesidad. En cuanto a las frutas, el contenido de fibra se reduce al pelarlas, así que si utilizas frutas de producción ecológica tras su limpieza puedes consumirla de forma segura con piel. En el resto, el lavado debe ser exhaustivo y muchas veces es preferible su pelado para consumirlos. Hay que tener en cuenta que si cuelas un exprimido de frutas pierde la pulpa, perdiendo así su fibra.

6.-SU COMPOSICIÓN EN MINERALES. Al contener poco sodio y mucho potasio fuerzan a nuestro cuerpo a eliminar el exceso de líquidos.

Por todos estos motivos, cualquier momento del día es bueno para comer fruta.


“El hombre es el único animal que come sin tener hambre,
 que bebe sin tener sed,
 y que habla sin tener que decir nada

Mark Twain
 (Por Pilar Rodríguez Helguera)