Ayuda para dejar de FUMAR



Si estás  decidido a dejar de fumar aquí te presentamos una serie de recomendaciones y  los tratamientos farmacológicos que te pueden ayudar a conseguirlo. ¡Ánimo!¡ Realmente merece la pena!


Debes saber que dejar de fumar con o sin tratamiento puede producir cambios de humor (sentirse deprimido, irritable, frustrado, ansioso...), insomnio, dificultad para concentrarse, disminución del ritmo cardíaco, aumento del apetito y de peso. Pero no olvides que esto es temporal y el gran beneficio para tu salud que ocasiona el abandono del tabaco, al final lo compensará.


Una conducta alternativa en estos momentos es muy
importante y necesaria para conseguir tu fin:

-No tener tabaco cerca. Retirar de la vista todo lo que nos recuerde a fumar: ceniceros, mecheros, etc.

- Llevar caramelos o chicles siempre encima. No beber alcohol ni realizar comidas copiosas. Beber mucho, preferentemente agua, infusiones y zumos naturales.

- Hacer algo de ejercicio físico.

 -Mantente ocupado, aprovecha para hacer cosas en casa, jardín..., cosas que nunca se hacen por falta de tiempo.

- Tener las manos ocupadas con un bolígrafo o algo similar, mientras se habla por teléfono, por ejemplo.

- Disfruta de la recuperación de tu olfato y tu gusto.

-No reunirse con amigos que fuman, ni tener sobremesas prolongadas, ni descansos largos tras las comidas.






Cuando tengas ganas irresistibles de fumar, espera 5 minutos, se pasará rápido.Mientras tanto:

 -Cambia inmediatamente la situación en la que te encuentres, toma agua, infusión, caramelo, zumo...

- Ocupa las manos con algo, vete a dar un paseo, lee, juega a algo...

- Mastica un chicle de nicotina, si estas con ellos.





Tratamientos farmacológicos:

-Terapia sustitutiva con nicotina: caramelos, chicles y parches.

-Medicamentos no nicotínicos: bupropion y vareniclina.

Chicles, caramelos y parches de nicotina: son adecuados en fumadores que estén realmente motivados y con una dependencia media-alta del tabaco (no están indicados en personas que fumen menos de 10 cigarrillos al día).
Algunos casos en los que está contraindicado  este tratamiento son: infarto agudo de miocardio reciente, arritmia cardíaca severa, úlcera gástrica, embarazo, lactancia, enfermedad mental grave y adicción a otras drogas.

Los chicles y caramelos sueles estar comercializados en dos dosis: 2mg  y 4mg, según fumes menos de 20 cigarrillos al día (2mg) o más de 20 (4mg). Es importante recordar cuando lo mastiques que es un medicamento y su correcto uso es el siguiente:
Masticar hasta que aparezca un gusto picante, (indicativo de la liberación de la nicotina),  en ese momento mantener el chicle entre la encia y la mucosa de la mejilla, hasta que volvamos a necesitarlo. Debería degustarse durante media hora por lo menos. El tratamiento debe durar 2-3 meses.


Si nos decidimos por los parches: el primer parche se debe colocar el mismo día en que se decide dejar de fumar nada más levantarse. Suelen presentarse tres dosis que se irá rebajando, progresivamente.
Los parches se deben pegar en una zona desprovista de vello y rotar la localización.
El tratamiento debe durar 8 semanas: 4 semanas la dosis más alta, 2 semanas la intermedia, y 2 sem la dosis más baja. Se pueden utilizar hasta 5 chicles al día de 2mg, aunque estés utilizando los parches.



Medicamentos no nicotínicos

El bupropión reduce el deseo de fumar.( es un inhibidor de la recepción de serotonina y dopamina, mantiene niveles altos de dopamina en el sistema límbico en ausencia de nicotina).











Se debe utilizar en personas con elevada motivación y alta dependencia a la nicotina y aquellas que han recaído tras el uso correcto de tratamiento sustitutivo. El tratamiento se  inicia con 150mg diarios los 3 primeros días e incrementando después hasta 300mg/día en dos dosis de 150mg cada 12h. La primera semana el paciente puede seguir fumando, pero se debe fijar una fecha de abandono del tabaco dentro de las 2 primeras semanas de tratamiento. La duración del mismo sera de 7-9 semanas.




 El insomnio y la sequedad de boca son los efectos secundarios más frecuentes. Está contraindicado en pacientes con epilepsia, bulimia, anorexia nerviosa, enfermedades psiquiátricas, uso de IMAO, cirrosis, pacientes en proceso de deshabituación alcohólica o de retirada de benzodiacepinas. Debe utilizarse con precaución en pacientes con riesgo de convulsión: historia de traumatismo craneal, abuso de alcohol, diabetes tratada con hipoglucemiantes orales... No existe contraindicación en fumadores con procesos cardiovasculares. En principio puede utilizarse junto con el parche de nicotina, aunque debe vigilarse la posible aparición de hipertensión.


El tratamiento más reciente es La vareniclina (es un agonista parcial de los receptores  nicotínicos neuronales). Ayuda a aliviar la ansiedad y el síndrome de abstinencia y puede reducir el placer que provoca los cigarrillos si fumas durante el tratamiento.
Debe ser utilizado por pacientes realmente motivados, y es importante fijar una fecha durante la segunda semana de tratamiento (entre el día 8 y 14) en la que dejar de fumar.

La primera semana : Día 1-3: 0.5mg una vez al día.
                       Día 4-7: 0.5mg dos veces al día.
La segunda semana; día 8-14: 1mg dos veces al día.
Del día 15 en adelante se sigue con 1mg al día y ya no se puede fumar.
El tratamiendo debería durar unas 12 semanas  para que sea realmente efectivo.
Los efectos adversos más comunes son: dolor de cabeza, insomnio, sueños anormales y nauseas.
Consulta a tu médico antes de empezar con este tratamiento si tienes antecedentes de enfermedad psiquiátrica, depresión, enfermedad cardiovascular, epilepsia, si estas en tratamiento con teofilina, warfarina, si eres diabético, enfermedad renal, si estas embarazada o planeas quedarte embarazada.
No se recomienda el tratamiento conjunto con otros medicamentos para dejar de fumar.